25 Agosto 2018 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Leer mas...

Flecha blanca
Hijos de Mi Corazón Maternal, abran sus corazones al Amor que Vuestra Madre quiere dar a sus almas, para que así experimenten la paz y la confianza en Dios y también en Mí. Confíen en Mi Hijo Jesús y también confíen en Mí, Vuestra Madre, que quiere conducirlos a cumplir la Divina Voluntad del Padre, que los hace libres y que los hace santos. Hijitos Míos, vengo a este lugar escogido por Mí, a revelar la advocación de los Últimos Tiempos; Mi Corazón Doloroso e Inmaculado. Hijos Míos, como es la advocación de los Últimos Tiempos, el Padre me envía Vestida de Sol para hacer brillar en todo el mundo Su Reino Eucarístico que va a transformar toda la tierra. Hijitos, también las tres Rosas que rodean Mi Corazón tienen un Mensaje y representan una Gracia; la Blanca, oración; la Roja, sacrificio y reparación; la Dorada, penitencia y conversión. Pero, además, la Rosa Blanca representa a Dios Padre; la Rosa Roja representa a Dios Hijo; la Rosa Dorada representa al Espíritu Santo; porque soy Hija, Madre y Esposa de Dios. 

Hijitos Míos, y al venerar Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, adoran la Santísima Trinidad, al escuchar a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, escuchan a la Santísima Trinidad y al consagrarse a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, se consagran a la Santísima Trinidad. 

Este Título es el más amado por la Trinidad Sacrosanta y prueba de ello es que la Beatísima Trinidad Corona Mi Corazón y me envían a Mis hijos a llevarlos de regreso a Dios. 

Hijitos Míos, oren por Mis intenciones; oren para que puedan comprender lo que estoy haciendo, en medio de vosotros, desde este Santo Lugar. Yo, Vuestra Madre, los bendigo y los amo. Soy el Templo, el Trono y el Sagrario de la Trinidad Santísima.

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.