29 Diciembre 2018 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Leer mas...

Flecha blanca
Apóstoles de mi Doloroso e Inmaculado Corazón, los invito a contemplar el Escudo del Apostolado que la Santísima Trinidad reveló a nuestra pequeña víctima para que, este Escudo, sea la insignia de mi Ejército. Dios Padre, Tierno y Misericordioso, con sus Manos extendidas hacia la humanidad, derrama Gracias de Misericordia para el bien de los hombres. En el Corazón del Padre está Dios Espíritu Santo dirigiendo su vuelo hacia la tierra y están nuestros Dos Sagrados Corazones Unidos en la tabla de salvación que es la Cruz Gloriosa. Entre el mundo y Dios Padre están las Moradas de santidad de nuestros Sagrados Corazones y el Espíritu Santo.

Para avanzar en este camino de santidad, el Padre ha querido que el mundo repita mi Fiat, el ”hágase en Mí según tu Palabra”. 

Hijos míos, este Escudo del Apostolado es el sello de la Santísima Trinidad y es el signo que precede al Reinado del Espíritu Santo por medio del Nuevo Pentecostés. 


Todos mis hijos, abriendo sus corazones diciendo “sí” al Corazón de Dios y a nuestros últimos Llamados de Amor y Conversión, reciben la Gracia de que el Espíritu Santo y mi Corazón Maternal los prepare para recibir la gran Venida del Espíritu Santo. 

Soy la Madre de la Palabra. Mi Corazón es el Arca donde se guardó la Palabra y, también, se encarnó haciéndose Hombre en mi Hijo Jesucristo. Y como Madre de la Palabra los bendigo: en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.