7 Diciembre 2018 – Llamado de Amor y Conversión del Sagrado Corazón de Jesús

Leer mas...

Flecha blanca
Apóstoles de mi Sagrado Corazón, el Cielo les entregó una prenda de Amor; es el Escapulario de los Sagrados Corazones. Hijos, este es el Escapulario para los Últimos Tiempos y, este Escapulario, reúne todos los sacramentales que mi Madre y Yo hemos revelado durante años anteriores. 

El color café del Escapulario indica una vida de penitencia, de renuncia, de sacrificio, tomando su color del Escapulario del Carmelo. La Cruz Gloriosa del Escapulario, es la Cruz que mi Madre mostró en Garabandal, la Cruz Blanca que llevaba en su Escapulario. 

Las Gotas de Sangre reúnen todos los sacramentales que promueven la Devoción a mi Preciosa Sangre. 

Mi Sagrado Corazón en el centro con la Llama de Amor de mi Corazón Eucarístico. 

Esta Cruz revelada en su momento por mi Madre en La Salette y también a María Julia (1), esta Cruz es la Cruz Gloriosa. 

La Cruz debe ir siempre adelante como signo de que son mis discípulos y me siguen. Sobre la espalda, el Corazón Doloroso e Inmaculado, María Corredentora, eso representa la espada que atraviesa su Corazón. Las Tres Rosas que simbolizan al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, que significan oración, sacrificio y penitencia, y que significa los Llamados de Amor y de Conversión. Y la Llama de Amor del Corazón de mi Madre que corona su Corazón Maternal. 

Hijos míos, este Escapulario es el Hábito para mis Apóstoles de los Últimos Tiempos. También los escapularios expuestos en sus hogares protegen a sus familias. 

Usad siempre con amor este escapulario, continuación y epílogo de la Medalla Milagrosa revelada también por mi Madre. Con Amor Misericordioso los bendigo; en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

(1) Se refiere a Marie Julie Jahenny (1850-1941). Mística francesa estigmatizada que durante sus últimos años de vida se alimentó sólo con la eucaristía. Fue un alma víctima que podía reconocer las reliquias verdaderas de las que no eran y que hostias estaban consagradas y cuales no. Y entender idiomas que no conocía. Tuvo el don de profecía con visiones sobre los últimos tiempos y la venida del anticristo. Jesús le reveló la Cruz con una Llama en el centro.