San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia Celestial

San Miguel Arcángel será quien dirigirá al Ejército de María (los Apóstoles de los Últimos Tiempos) en su lucha contra el mal.

Leer mas...

Flecha blanca

¿Quien como Dios? Nadie como Dios

San Miguel, cuyo nombre significa en hebreo, מכיא ל (Mija-El, Mikaiyáh o Mijaiá) ,
ES UN GRITO DE GUERRA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE DIOS.

« ¿Quien como Dios? Yo soy San Miguel, uno de los siete seres de luz que sirven al altísimo. Yo voy delante del Ejército Triunfante de Jesús y de María. Yo los bendigo y protejo, los cubro con mi manto y con mi escudo de la verdad, en esta batalla espiritual. ¿Quién como Dios? Nadie como Dios.»

16 marzo 2014 – Arcángel San Miguel

San Miguel Arcángel. Un poco de Historia

¿Quién como Dios?

Fue la exclamación de San Miguel Arcángel ante la corte celestial. Exclamación que, como un puñetazo rotundo sobre la mesa, él, lanzó en respuesta al desafío de lucifer, el  inteligentísimo, el ángel que cuando nuestro creador revelara el plan de redención del hombre, se negó a rendir pleitesía a la mujer de quien habría de nacer Dios.

Pues, lucifer en su soberbia, creyó que él podría igualarse a Dios, y exhorto con maestras palabras a los seres angélicos a la rebelión, desatando luchas intensas entre el bien y el mal, entre el amor y el odio, entre la obediencia a Dios y la desobediencia…pero entre los ángeles fieles a Dios, en medio de todas esas luchas espirituales en el Cielo, hubo uno que se destacó. No se trataba de un ángel superior, pero su amor sí que lo era. Fue él, el que mantuvo más viva la llama de la fidelidad en los peores momentos de la batalla, cuando todo se vio más negro, cuando pareció que la mitad de los ángeles iban a rebelarse. Y pudo transmitir esa llama.

Se destacó en el bien, y su fe alumbró a muchos. Fue él quien, en el momento más oscuro, en la hora más terrible, en que las multitudes comenzaron a dudar, había gritado en medio del inicial silencio general: ¿Quién como Dios?

San Miguel Arcángel - Quien Como DiosY así quedó su nombre: Mika-El, Miguel. El luchador infatigable e invencible.
Miguel se seguía destacando como guerrero. La luz de su vehemente amor iluminó a muchos confundidos. Su amor arrebatador derribó a no pocos de los que luchaban a favor del error. Incluso los que combatían con Lucifer reconocían que ningún dardo envenenado con sus razones, podía penetrar la coraza de su fe inquebrantable. En medio de la duda, él, fue imbatible.

Se le representa con coraza, pero no portaba ninguna coraza material. Se trataba de una coraza espiritual impenetrable a las seducciones que le lanzaban los inicuos. Su única arma era la espada de la verdad, de la verdad sobre Dios. Miguel conocía mejor a Dios que los inteligentes, porque él amaba más. Por eso los que le salieron a su encuentro, tuvieron que retroceder.

También suele ser representado pesando las almas en la balanza, pues según la tradición, él tomaría parte en el Juicio final.

La tarea y la gran actividad de San Miguel Arcángel en la defensa y el cuidado del Reino de Dios no solo se limita al mundo invisible sino también en el mundo terreno, así están registradas sus intervenciones.

En el Antiguo Testamento:

Es uno de los Jefes Supremos que acude en asistencia al profeta Daniel.

Daniel 10:13

Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso por veintiún días, pero he aquí, Miguel, uno de los primeros príncipes, vino en mi ayuda, ya que yo había sido dejado allí con los reyes de Persia”.

Daniel 10:21

“Sin embargo, te declararé lo que está inscrito en el libro de la verdad, pero no hay nadie que se mantenga firme a mi lado contra estas {fuerzas,} sino Miguel, vuestro príncipe”.

Se rebela como cabeza supremo del Ejército Celestial, el Gran Príncipe, que viene a defender a los judíos piadosos perseguidos por Antíoco:

Daniel 12:1

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que vela sobre los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de angustia cual nunca hubo desde que existen las naciones hasta entonces; y en ese tiempo tu pueblo será librado, todos los que se encuentren inscritos en el libro.

En el Nuevo Testamento:

Judas 1:9

Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo y disputaba acerca del cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.

Apocalipsis 12:7-9

{Entonces} hubo guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles lucharon, pero no pudieron vencer, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama el diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él.”

En la Era Cristiana:

San Gregorio Magno

Podemos mencionar su aparición en Roma, Un 8 de mayo donde San Gregorio Magno lo vio en el aire envainar su espada, para señalar el cese de una peste y el apaciguamiento de la ira de Dios.

San Ausbert

Otra aparición: a San Ausbert, obispo de Avranches, en Francia, llevó a la construcción de Mont-Saint-Michel, en el mar, hoy un famoso lugar de peregrinación.

Monte Gargano

El 8 de mayo, sin embargo, se recuerda otra maravillosa aparición que se producen cerca de Monte Gárgano en el Reino de Nápoles, ahí se completan cuatro a través de los tiempos.

Santa Juana de Arco

Se apareció a santa Juana de Arco (en su calidad de guerrera) y a santa Margarita (en su calidad de domadora de dragones).

Tlaxcala, México

San Miguel del Milagro: la aparición del Arcángel en Tlaxcala, México el 8 de mayo de 1631.

León XIII

Se cuenta que el 13 de octubre de 1884 el papa León XIII experimentó, durante la celebración de la misa, una visión en la cual vio a Satanás y a sus demonios desafiando a Dios, Y entonces le fue entregada la oración exhorcizante de San Miguel Arcángel.

SAN MIGUEL es el príncipe de los ángeles fieles que se oponían a Lucifer y sus seguidores en su rebelión contra Dios.

Dado que el diablo es el enemigo jurado de la santa Iglesia de Dios, San Miguel es asignado a ella por Dios mismo como su protector especial contra las agresiones y estratagemas del demonio.

San Miguel Arcángel y su Ejercito Mariano

San Miguel Árcangel dirigirá el Ejército MarianoLa Virgen María nos recuerda que además de la protección de San José, San Miguel Arcángel será quien dirigirá al Ejército de María (los Apóstoles de los Últimos Tiempos) en su lucha contra el mal.

« Hijito recuerdas que te enseñé sobre la misión de San José, el Varón Justo, que será la de custodiar a todos los apóstoles de nuestros Sagrados Corazones, y la misión de San Miguel, el Arcángel del Señor, que será dirigir el Ejército Mariano y de entablar y vencer la Batalla contra Satanás. » 

« Yo San José, protegeré a los Hijos de la Madre, a los Apóstoles de Jesucristo, y los guiaré al Templo del Señor. San Miguel Arcángel y los ángeles combatirán por ustedes. » 

El Arcángel San Miguel va a jugar un papel fundamental en el próximo Reinado del Corazón de Jesús a través del triunfo del Inmaculado Corazón de María en el final de los tiempos.

San Miguel Arcángel va a capitanear en estos albores del tercer milenio, una colosal y determinante batalla entre el bien y el mal, entre la luz y la tiniebla y lo hará por orden del Altísimo. Será una batalla interior, una batalla espiritual, en la que cada alma tendrá que escoger entre el Evangelio y el anti-Evangelio, entre Cristo y el Anticristo o lo que es capital, invocar a San Miguel Arcángel como protector y es también muy esencial consagrarse a él, para dejarse comandar por él en este final de los últimos tiempos.

Varias apariciones de este poderoso ángel han demostrado la protección de San Miguel sobre la Iglesia.

Debido a esto, y sin duda, su papel en los eventos del fin de los tiempos es claramente importantísimo, mas aun cuando a través de los mensajes de la Virgen en Fátima, Portugal y las recibidas por el Padre Gobi, se conoce que el ataque contra los cimientos de la iglesia católica es el foco de destrucción y venganza del demonio en el final de los tiempos de su reino de mal, por lo tanto entendido es que es el área donde el Arcángel San Miguel desplegará toda su capacidad guerrera y defensa Sin ninguna duda nos queda ampliamente entendido que en la lucha contra el enemigo de Dios en este final de los tiempos, este poderoso arcángel al servicio del Creador, baluarte de la verdad y de la justicia, mantiene una constante actividad protegiendo, sellando, guiando al ejercito mariano, al resto fiel, a los Apóstoles de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y que tenemos la seguridad de que contamos con su inestimable asistencia.

27 Junio 2014 – San Miguel Arcángel

« YO SOY San MIGUEL, vengo con Mi Espada y en ella el Fuego Abrasador, es el Fuego del Amor Divino que enciende esta Espada Gloriosa.  

Hoy vengo a unirme a ustedes y estar en oración con ustedes, vengo a consagrarlos como EJERCITO MARIANO, ejercito que triunfara con mi guía y amparo, pero sobre todo con Mi Intercesión y el de la Santísima Madre, vengo a entregarles la Espada Gloriosa de la Lucha y del Amor.  »

Humildemente juntémonos en promesa y con total disposición al servicio de Dios siguiendo el ejemplo de amor y de entrega de nuestro patrón y protector San Miguel Arcángel, quien a través de los Llamados de Amor nos ha exhortado a unirnos en esta batalla final.

Así todos al unísono exclamemos:

¿Quién como Dios?

¡Nadie como Dios!

Apocalipsis: una Batalla en dos Actos

La batalla final entre las fuerzas del bien, comandadas por San Miguel y las fuerzas del mal, representadas por el Dragón Rojo, el Diablo o Satanás, se desarrolla en dos actos y tiene como principal baluarte a San Miguel Arcángel. En los capítulos 12 y 20 del Apocalipsis se desarrollan las dos escenas principales:

San Miguel Arcángel y el Dragón Rojo

San Miguel Arcángel y el Dragón Rojo

« Y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios para ser allí alimentada 1.260 días.

Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos.

Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él.

Oí entonces una fuerte voz que decía en el cielo: «Ahora ya ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios y la potestad de su Cristo, porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios.​»

Apocalipsis 12

Un Ángel con la Llave del Abismo y una Cadena

« Luego vi a un Ángel que bajaba del cielo y tenía en su mano la llave del Abismo y una gran cadena.

Dominó al Dragón, la Serpiente antigua – que es el Diablo y Satanás – y lo encadenó por mil años.

Lo arrojó al Abismo, lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan los mil años. Después tiene que ser soltado por poco tiempo.

Luego vi unos tronos, y se sentaron en ellos, y se les dio el poder de juzgar; vi también las almas de los que fueron decapitados por el testimonio de Jesús y la Palabra de Dios, y a todos los que no adoraron a la Bestia ni a su imagen, y no aceptaron la marca en su frente o en su mano; revivieron y reinaron con Cristo mil años.»

 

Apocalipsis 20

Los Tres Días de Tinieblas

25 Mayo 2014 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

« Dos grandes profetas surgirán del Corazón de Nuestra Señora, Enoc y Elías, que predicaran en el mundo la enseñanza de Jesús (Apocalipsis 11, 3), ellos serán martirizados y su sangre clamara a la Corte Celestial y entonces vendrán los tres días de oscuridad (Isaías 60,2) y tinieblas, hay de aquellos que se atrevan a dejar sus hogares que antes de todo esto deben ser consagrados como santuarios familiares. 

Cada casa y familia tendrá que ser consagrada a los Divinos Corazones Unidos y deberán tener objetos benditos, las velas benditas duraran los tres días, en el ultimo y tercer día vendrá San Miguel Arcángel con todos los Ejércitos Celestiales y vendrán alzando su voz ¿Quién como DIOS? ¡Nadie como DIOS! (Apocalipsis 12, 7) Contestaran las huestes celestiales y una lucha se desata donde el triunfador es DIOS en el poder de San Miguel Arcángel, los demonios serán destruidos, Satanás, el dragón rojo, el falso profeta, serán atados y arrojados a los abismos del infierno (Apocalipsis 12, 9) y he aquí una gran señal, una Mujer vestida de sol, con un manto azul profundo y una corona de doce estrellas, la mujer abrigaba a la Iglesia con su Santísimo Manto. »

San Miguel Arcángel - Tres Días de Tinieblas

La Corona Angélica

San Miguel Arcángel, viene a reclutar la armada de la Madre María y alistarnos al ejército de Ella, como los escogidos.

Viene a invitarnos a Consagrarnos al Doloroso e Inmaculado Corazón de María para profundizar en nuestro FIAT.

Viene con su Espada y en ella el Fuego Abrasador, es el Fuego del Amor Divino que enciende esta Espada Gloriosa.

Viene reclutando a esas almas dispuestas que, desde sus acciones y sus apostolados, con sus testimonios y compromiso, llevarán adelante la batalla espiritual.

30 Septiembre 2015 – San Miguel Arcángel 

« El Señor me envía a reclutar a esas almas dispuestas que, desde sus acciones y sus apostolados con sus testimonios y compromiso, llevarán adelante la batalla espiritual. 

La Madre María me envía a reclutar a su Armada y alistarlos al Ejército de los escogidos que han lavado sus corazones en la Sangre del Cordero para anunciar que el Reino de Dios en los Dos Corazones está cerca. »

Viene a entregarnos la Corona Angélica con la cual diremos SÍ todos los martes, a ser parte del Ejercito Mariano; así nos consagramos a nuestro Protector y Patrón del Apostolado, San Miguel Arcángel, obteniendo todas las gracias que la Santísima Trinidad y el Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Corredentora, Medianera y Abogada nuestra, distribuye sobre los apóstoles y guerreros de este Final de los Tiempos. 

Viene a entregarnos un nuevo sacramental de protección por la Voluntad del Altísimo, la Coraza Trinitaria, una Medalla Estandarte de los Últimos Tiempos para el combate, el cual tendrá lugar muy pronto, y está asignada a los guerreros dentro del apostolado. “todos unidos ayudarán a miríadas de ángeles con todo el apostolado y sus guerreros de oración”. En esta medalla están escritos ya los nombres de los signados del cielo para el resto fiel. Es un sacramental de protección que nos hará invisibles a los dardos del maligno.

Promesas de su Coraza o Estandarte Trinitario y de la Corona Angélica

  1. Acudirá presto en ayuda a sus almas consagradas para cegar con sus dardos al enemigo.
  2.  Cada uno de sus coros imprime la gracia concedida en cada corazón, cuando se le invoque.
  3. Su espada les protegerá hasta la eternidad de todo acto o maquinación del maligno.
  4. Para aquellos que hagan su Corona Angélica como acto de amor y reverencia cada día…les tendrá especial asistencia a la hora de su muerte y será llevado al gozo eterno sin sufrir la purificación del purgatorio en unión de toda su familia.
  5. Promete a sus devotos protección a todos sus seres queridos en los momentos de asechanzas del enemigo.
  6. Es mi promesa blindar a quien ore tres veces: ¿Quién como Dios? ¡Nadie como Dios! que es mi llamado para extender mi manto sobre sus almas y custodiarlas defendiéndolas del maligno.

Indulgencias

Al estar la Coronilla de San Miguel Arcángel incluida en la Corona Angélica, se entiende que las Indulgencias concedidas por el Papa Pío IX y las Promesas que San Miguel Arcángel concedió a quien la rezara, quedan incluidas:

  1. Indulgencia parcial, a los que recen esta Corona con el corazón contrito.
  2. Indulgencia parcial, cada día que lleven consigo la Corona o besaren la medalla de los Santos Ángeles que cuelga de ella.
  3. Indulgencia plenaria, a aquellos que la rezaren una vez al mes, el día que escogieren, verdaderamente contritos, confesados y comulgados, rogando por las intenciones de su Santidad.
  4. Indulgencia plenaria, con las mismas condiciones, en las fiestas de la Aparición de San Miguel Arcángel (29 de septiembre); la fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael (8 de mayo); y la de los Santos Ángeles Custodios (2 de octubre).

Promesas al Rezo de la Coronilla

El Arcángel San Miguel prometió a quien rece la coronilla:

  1. Enviar un ángel escogido de cada coro angelical para acompañar a los devotos a la hora de la comunión.
  2. A los que reciten estas nueve Salutaciones todos los días les asegura que:
    • Disfrutarán de su asistencia continua durante esta vida y también después de la muerte. 
    • Serán acompañados de todos los ángeles y serán, con todos sus
    seres queridos, parientes y familiares, librados del Purgatorio.

¡Cúbranse con esta Medalla y con el Escapulario!
¿Quién como Dios? … ¡Nadie como Dios!

Será la frase que nos prodigará celestial poder, porque acudirá Miguel con toda su corte a liberarnos de cualquier acechanza del enemigo.

San Miguel Arcángel ¿Quién Como Dios?

Coraza Trinitaria para los Apóstoles de los Últimos Tiempos

Medalla de Consagración a San Miguel ArcángelEn los Llamados de Amor y Conversión hemos aprendido que todas las verídicas revelaciones dadas por el Cielo se irían confirmando a través del Apostolado de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María. Así hemos ido confirmando y descubriendo grandes y pequeñas manifestaciones del Cielo al hombre a través de la historia.

San Juan Evangelista reveló las gracias de San Miguel Arcángel y la importancia de portar su Medalla Estandarte de los Últimos Tiempos a un pequeño grupo de oración: Misión Sagrario, en Zaragoza, España, en el 2004.

Hoy, es el momento en que la Medalla es dada al Apostolado para acuñarla, prodigarla y para que tengamos este escudo protector, con todas sus promesas, cubriéndonos, pues ese es el propósito de la Medalla, llevarle a todo el Resto Fiel su poder sacramental a aquellos que, en fe, la reciban.

“Mide cinco centímetros de largo por las Santas Llagas de nuestro Señor Jesucristo:

  • La del costado, el Sagrado Corazón de Dios, símbolo de la Eucaristía y Fuente por donde mana la Vida, sus Rayos de Misericordia.
  • Las de las manos y pies, por ser las que, por los tres clavos, fue unido a la Cruz, por esta razón, el Escudo lleva la Cruz de fondo, y sobre ella el Cáliz y la agrada Forma, símbolo del Santo Sacrificio y Escudo de la Santa Iglesia fundada por Cristo, el Señor.

Mide tres centímetros de ancho, por la Santísima Trinidad. 

San Miguel con la Espada en alto, en la mano derecha; en la izquierda, el Escudo que lleva el grito protector de San Miguel Arcángel… ¿Quién como Dios?¡Nadie como Dios!

En el brazo derecho, cerca del codo, las cadenas enganchadas a un cinturón, que lleva un cerrojo y una llave como la de Pedro.

El Casco en la cabeza, en el frente del Casco una Estrella.

En la Coraza el título de: San Miguel Arcángel, Jefe Principal de las Milicias Celestiales.

El pie derecho en ademán de echar a andar, al fondo el Ejército Celestial y rodeando el Medallón los quince misterios del Rosario y una minúscula Cruz en la parte baja del Medallón.

En la parte de atrás: Leyenda de Consagración con el nombre del asignado grabado.”

Ahora, San Juan Evangelista entrega la Coraza Trinitaria al Apostolado de los Sagrados Unidos de Jesús y de María para que “se propague la Medalla entre los apóstoles, pues ha llegado el tiempo en que todos los guerreros del Ejercito Mariano deben cubrirse con la CORAZA TRINITARIA, un sacramental de protección para el combate” que confrontaremos como apóstoles y guerreros del final de los Tiempos.

Promesas

Promesas a los que se consagren a San Miguel Arcángel y porten la Coraza Trinitaria.

“Prometo en el nombre de mi Padre Yahvé, en el mío propio y de mi Espíritu Santo y en el de mi Padre, la salvación de su alma, y lo libraré de los combates con las fuerzas ocultas. Este Medallón es un Foco de Luz contra los enemigos de sus almas. Los militares que la lleven serán especialmente protegidos al igual que los dirigentes de las naciones que las lleven; en todos los casos es un sacramental que, de por sí, ayudará a exorcizar. Sepan que, aunque la carne no os conozca, los espíritus sí. Solo deben hacer la Consagración antes de llevar este Medallón y así cubrirse con su protección.”

Coraza de San Miguel Arcángel (Promesas Consagración)