Corona de Oro al Corazón Doloroso e Inmaculado de María

CORONA DE ORO AL CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADO DE MARÍA

24 agosto de 2022 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADO DE MARÍA

“La Corona de Oro al Corazón Doloroso e Inmaculado de María”

Querido hijito te entrego hoy la Corona de Oro a mi Corazón Doloroso e Inmaculado. 

  • Esta Corona de Oro tiene la gran promesa de traer, con la súplica de mis hijos, el Triunfo de mi Corazón Doloroso e Inmaculado y el Don de la Paz a los corazones.
  • Hijito, quien ore esta corona también recibirá gracias especiales para su vida cristiana; fortaleza y salud para los enfermos y aumentara la esperanza en mis promesas maternales.
  • Los hijos que oren con el corazón esta Corona de Oro sentirán mi asistencia maternal para su pascua al cielo.
  • Cuando oren esta Corona de Oro por las Almas Benditas del Purgatorio, 33 almas serán liberadas de su purificación y llevadas al cielo, cada vez que la oren

Hijito, está Corona de Oro manifiesta que la Mujer Vestida del Sol, que es el Corazón Doloroso e Inmaculado de María ya está reuniendo a su Ejército. Ejército celestial, Ejército purgante y reparador y el Ejército militante en la tierra.

Rezarán con todo el corazón la Corona de Oro a mi Corazón Doloroso e Inmaculado de la siguiente manera:

CORONA DE ORO
AL CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADO DE MARÍA

¡Ave María Purísima, sin pecado original concebida!

Por la señal de la Santa Cruz

de nuestros enemigos

líbranos, Señor, Dios nuestro.

† En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Abre Señor mis labios y mi boca proclamará tus alabanzas.

Ven ¡Oh, Dios! en mi ayuda. Señor, date prisa en socorrerme.

Oración al Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Doloroso e Inmaculado Corazón de María, habitación pura y santa, cobijad mi alma con vuestra maternal protección. Por este medio, permaneceré fiel a la voz de Jesús y mi alma podrá corresponder a su amor, y obedecer su Divina Voluntad. 

¡Oh, Madre mía! mi deseo es mantener ante mi vista, sin cesar, vuestra participación de Corredentora. Con este recuerdo viviré íntimamente unido a vuestro Corazón Doloroso e Inmaculado, que siempre permanece totalmente unido al Sagrado Corazón Eucarístico de vuestro Divino Hijo.  Por los méritos de vuestras virtudes y angustias, clavadme a este Divino Corazón, protegedme ahora y siempre. Amén

Oración de Invocación al Espíritu Santo (dictada el 28 de octubre de 2014)

Ven, mi Dios Espíritu Santo, a través de la poderosa intercesión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María, tu amadísima Esposa.

Ven, mi Dios Espíritu Santo, a través de la poderosa intercesión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María, tu amadísima Esposa. 

Ven, mi Dios Espíritu Santo, a través de la poderosa intercesión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María, tu amadísima Esposa. 

Oración

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el Fuego de tu Amor.    

V/. Envía tu Espíritu y todo será creado. R/. Y renovarás la faz de la tierra. 

Oración

¡Oh, Dios! que iluminaste los corazones de tus hijos con la Luz del Espíritu Santo, haznos dóciles a sus inspiraciones para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo, por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración al Divino Espíritu Santo (dictada el 15 de agosto de 2014)

Divino Esposo de María Santísima, mi Dios y Señor Espíritu Santo, enciende en cada alma el Fuego de un Nuevo Pentecostés, para que nos consagres como apóstoles del Corazón Doloroso e Inmaculado de María y apóstoles de los Últimos Tiempos, protege con tu sombra a la Iglesia católica, salva a las almas del mundo y realiza el reino Inflamado de amor de los Corazones Unidos de Jesús y María. Amén.

Acto de Contrición

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Tú quién eres y porque te amo sobre todas las cosas, me arrepiento de todo corazón de todo lo malo que he hecho y de todo lo bueno que he dejado de hacer, porque pecando te he ofendido a Ti, que eres el Sumo Bien y digno de ser amado sobre todas las cosas.

Ofrezco mi vida, obras y trabajos en satisfacción de mis pecados. Propongo firmemente, con la ayuda de tu gracia, hacer penitencia, no volver a pecar y huir de las ocasiones de pecado. Señor, por los méritos de tu Pasión y Muerte, con los cuales Tú expiaste por mis pecados, ofreciendo un dolor tan grande e intenso que te hizo sudar Sangre, apiádate de mí. Madre mía del Cielo, alcánzame de Jesús este suspirado perdón. Amén.

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Ofrecimiento:

Oración para pedir el Triunfo del Corazón Doloroso e Inmaculado de María (dictada el 5 de octubre de 2014)

Corazón Doloroso e Inmaculado de María os pido ardientemente, con el amor a tu Hijo, Jesús Eucaristía, que venga el Reino Eucarístico de Jesús, y venga tu pronto Triunfo. Nosotros, Madre, queremos ayudarte a hacer viva tu Promesa: «Al final, mi Corazón Doloroso e Inmaculado triunfará». Amén.

Tres misterios en honor de las tres virtudes del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Primer Misterio

¡Salve Corazón Doloroso e Inmaculado de María! En unión con esa reverencia con la que Dios Padre Tierno y Misericordioso te aclamó, y por su omnipotencia te ha preservado de toda mancha y pecado. Amén.

En la cuenta grande:

¡Ave María! Blanco Lirio de la gloriosa y siempre serena Trinidad.
¡Salve! Brillante Rosa del Jardín de los deleites celestiales.
Corazón Doloroso e Inmaculado de María de quien Dios quiso nacer en este mundo y de tu leche el Rey del Cielo quiso ser nutrido  ¡Alimenta nuestras almas con las efusiones de la Gracia Divina!
Amén.

Diez veces:

Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Señora y Reina Vestida de Gloria, triunfa en el mundo y tráenos, por tu mediación, el Reino del Sagrado Corazón Eucarístico del Cordero de Dios. Amén.

Jaculatoria:

Corazón Doloroso e Inmaculado de María por tu inmaculada Concepción, gloriosa Asunción, y santa Coronación, purifica mi cuerpo, santifica mi alma y triunfa en todos los corazones. Amén.

Segundo Misterio

¡Salve Corazón Doloroso e Inmaculado de María! En unión con ese amor con el que el Sagrado Corazón Eucarístico de Dios Hijo te ha iluminado con su sabiduría, y te ha convertido en una estrella de dulce luz que ha iluminado el cielo y la tierra para que el Triunfo de su Corazón Doloroso e Inmaculado nos conceda el Reino Eucarístico del Cordero de Dios. Amén.

En la cuenta grande:

¡Ave María! Blanco Lirio de la gloriosa y siempre serena Trinidad.
¡Salve! Brillante Rosa del Jardín de los deleites celestiales.
Corazón Doloroso e Inmaculado de María de quien Dios quiso nacer en este mundo y de tu leche el Rey del Cielo quiso ser nutrido  ¡Alimenta nuestras almas con las efusiones de la Gracia Divina!
Amén.

Diez veces:

Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Señora y Reina Vestida de Gloria, triunfa en el mundo y tráenos, por tu mediación, el Reino del Sagrado Corazón Eucarístico del Cordero de Dios. Amén.

Jaculatoria:

Corazón Doloroso e Inmaculado de María por tu inmaculada Concepción, gloriosa Asunción, y santa Coronación, purifica mi cuerpo, santifica mi alma y triunfa en todos los corazones. Amén.

Tercer Misterio

¡Salve Corazón Doloroso e Inmaculado de María! En unión con esa dulce unción del Amor Divino del Espíritu Santo que te ha hecho tan llena de gracia, que todos los que buscan la gracia del Divino Espíritu a través de Ti, la encontrarán, y por mediación de tu Corazón Doloroso e Inmaculado vendrá el Reinado del Espíritu Santo. Amén.

En la cuenta grande:

¡Ave María! Blanco Lirio de la gloriosa y siempre serena Trinidad.
¡Salve! Brillante Rosa del Jardín de los deleites celestiales.
Corazón Doloroso e Inmaculado de María de quien Dios quiso nacer en este mundo y de tu leche el Rey del Cielo quiso ser nutrido  ¡Alimenta nuestras almas con las efusiones de la Gracia Divina!
Amén.

Diez veces:

Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Señora y Reina Vestida de Gloria, triunfa en el mundo y tráenos, por tu mediación, el Reino del Sagrado Corazón Eucarístico del Cordero de Dios. Amén.

Jaculatoria:

Corazón Doloroso e Inmaculado de María por tu inmaculada Concepción, gloriosa Asunción, y santa Coronación, purifica mi cuerpo, santifica mi alma y triunfa en todos los corazones. Amén.

Al finalizar tres Ave María de los Últimos Tiempos:

  • Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Madre mía, por el poder que te concedió el Padre Tierno y Misericordioso líbrame de caer en pecado mortal y venial. Amén.

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el Fruto de tu Vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, Corredentora de las almas, ruega por nosotros pecadores, y derrama el efecto de Gracia de tu Llama de Amor, de tu Doloroso e Inmaculado Corazón sobre toda la humanidad, ahora, y en la hora de nuestra muerte. Amén.

  • Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Madre mía, por la sabiduría que te concedió el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús, líbrame de caer en pecado mortal y venial. Amén.

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el Fruto de tu Vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, Corredentora de las almas, ruega por nosotros pecadores, y derrama el efecto de Gracia de tu Llama de Amor, de tu Doloroso e Inmaculado Corazón sobre toda la

humanidad, ahora, y en la hora de nuestra muerte. Amén

  • Corazón Doloroso e Inmaculado de María, Madre mía, por el amor que te concedió el Espíritu Santo, líbrame de caer en pecado mortal y venial y hazme apóstol del Reinado del Espíritu Santo. Amén.

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el Fruto de tu Vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, Corredentora de las almas, ruega por nosotros pecadores, y derrama el efecto de Gracia de tu Llama de Amor, de tu Doloroso e Inmaculado Corazón sobre toda la humanidad, ahora, y en la hora de nuestra muerte. Amén

Jaculatoria, tres veces:

¡Tan grande! ¡Tan santo! ¡Tan hermoso! es el Corazón Doloroso e Inmaculado de María. Amén.

Consagración al Doloroso e Inmaculado Corazón de María

Doloroso e Inmaculado Corazón de María, que a cambio de tu Amor para con nosotros recibes tantas ofensas, yo te ofrezco y consagro perpetuamente todo mi ser, como esclavo de amor, para corresponder de la mejor manera a tu Ternura Maternal, para reparar las injurias de que eres objeto de parte de tantos hijos ingratos, y para vivir, por mi parte, la Consagración del mundo entero tan deseada por tu Doloroso e Inmaculado Corazón y así ser apóstol del Triunfo de tu Corazón Maternal. 

Dígnate aceptar este humilde pero sincero ofrecimiento, mi alma, mi cuerpo, mi vida son tuyos, y pues enteramente te pertenezco, guárdame y defiéndeme como cosa enteramente tuya. Corazón Doloroso e Inmaculado de María, triunfa en el mundo. Amén.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.