Close

Gemas de San José

El Camino Josefino

…porque la Puerta del Cielo es la humildad y el Camino al Cielo es el amor; quien no vive con amor no vive de Dios.

Dios quiere guiar a las almas por un Camino de Perfección, que comienza en reconocer que Dios hace falta en el corazón, y debe adentrarse en su Misericordia.

El primer paso para este sendero espiritual es la humildad, reconocimiento del pecado, el deseo de santidad, es decir todo lo contrario al orgullo y a la soberbia de la vida.

Los Sagrados Corazones Unidos nos invitan a caminar el sendero hacia las Moradas de la Perfección. Es el camino de la fe. Es el camino de los Sacramentos. Es la vida de oración y ayuno.

Es muy necesario pedir la gracia del arrepentimiento porque el alma que ama a Jesús sufre por no corresponder al amor de Jesús y, al experimentar el dolor del pecado, pero asistidos con la Fe y la Luz que les transmite el Espíritu Santo, se da una conversión sincera.

Es necesario comprender que si queremos avanzar por el Camino de la Perfección y la santidad no podemos hacerlo guardando tantas cosas negativas en el corazón, porque cuando el corazón está cargado y lleno de tanto dolor, odio, miedo, desconfianza, entre tantos aspectos que no vienen de Dios, el corazón se detiene.

Un corazón con miedo no llega a la santidad. Un corazón con odio es un corazón que se enferma cada vez más y se aleja de la luz, del amor y del perdón de Jesús.

Un corazón triste, jamás, por causa de su tristeza, podrá experimentar ni la liberación, ni la sanación, ni mucho menos la alegría.

Es necesario que limpiemos el corazón, es necesario que lo purifiquemos, es necesario, que seamos humildes.

El humilde recibe el amor, el humilde da el amor. El corazón que no es humilde difícilmente avanzará, porque este camino de santidad es un camino para los humildes.

El primer paso para poder llegar a habitar en las Moradas de Perfección de los Sagrados Corazones, en otras palabras, poder llegar a obtener la santidad es la respuesta a la conversión, el llamado del Espíritu Santo a buscar a Dios. Una vez realizados en la verdad eterna de que somos hijos de Dios y su creación, el siguiente paso es introducirnos en el Camino Josefino.

El Camino Josefino consiste en mirar y tomar como modelo al Casto y Amante Corazón de San José.

‘¡Vayan a José! y hagan todo lo que él les diga.’ (Génesis 41: 55).

San José, corazón humilde, corazón sencillo, corazón de silencio, corazón de servicio, corazón que amó. Él, el Glorioso Patriarca, será quien nos conducirá por este camino de santidad.

Y si escuchamos con atención este mensaje de santa Teresa de Jesús, y practicamos sus enseñanzas, podremos avanzar rápidamente hacia las Moradas de la Perfección, que se encuentran plenamente en los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

San José es el iniciador de este camino ¡Sigámoslo! Que el letargo, que la pereza, y que la debilidad humana, que siempre es la excusa de las almas miedosas, no nos detenga.

Pidamos por la intercesión del Padre San José, primero en recorrer este camino de perfección en los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Casto y Amante Corazón de San José:

Les invito queridos hijos a vivir y recorrer el camino de la infancia espiritual, para que puedan pasar al hogar de Nazaret: entregando la soberbia, el egoísmo, la hipocresía y el pecado, y que se encuentren con Jesús y con María limpios y puros de corazón, porque es un deseo de Dios que sean santos, como Él es Santo.

Comprendan, pequeños, en este camino, que si van de la mano conmigo irán seguros con Jesús y con María. ¡Oren! ¡Crean! ¡Obedezcan!

Es por eso, que ahora, así como el Corazón Doloroso e Inmaculado de María es el camino que los lleva a Dios, mi Casto y Amante Corazón es el camino que los lleva al servicio de Dios. Aprendan de la humildad. Aprendan del ocultamiento. No hablen de ustedes mismos. No se alaben a ustedes mismos. Si van a hablar de ustedes que sea de sus pecados, de sus defectos, y del inmenso perdón que Dios ha dado a sus almas.

Libérense del ruido y del querer ser escogidos, amados. No, hijos, el camino de Dios es el camino de la humildad, el camino del ocultamiento, el camino de la renuncia total.
Las Gemas de San José son una recopilación de oraciones, pensamientos y alabanzas de santos y teólogos a través de la historia, recopilados por el padre Donald H. Calloway, MIC, en ellos se hace referencia a los atributos de nuestro protector y maestro, el Casto y Amante Corazón de San José, y esperamos que sean introducción e inspiración a la lectura y meditación de sus Llamados de Amor y de Conversión.

Porque solo a través del Corazón San José podremos adentrarnos en los de los Sagrados Corazones Unidos, los invitamos, para Unidos, caminar con el padre virginal.

Gemas de San José: Mes de Mayo

Gemas de San José: Mes de Junio

Gemas de San José: Mes de Julio

Gemas de San José: Mes de Agosto

Gemas de San José: Mes de Septiembre

Septiembre 1

Septiembre 2

Septiembre 3

Septiembre 4

Septiembre 5

Septiembre 6

Septiembre 7

Septiembre 8

Septiembre 9

Septiembre 10

Septiembre 11

Septiembre 12

Septiembre 13

Septiembre 14

Septiembre 15

Septiembre 16

Septiembre 17

Septiembre 18

Septiembre 19

Septiembre 20

Septiembre 21

Septiembre 22

Septiembre 23

Septiembre 24

Septiembre 25

Septiembre 26

Septiembre 27

Septiembre 28

Septiembre 29

Septiembre 30

Gemas de San José: Mes de Octubre