Close

Padre Pío

23 de Septiembre: Memoria Litúrgica al Padre Pío

Santo Patrón del Apostolado de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María

Hoy 23 de septiembre celebramos la fiesta del Padre Pio, patrono del Apostolado y padre espiritual del instrumento, Manuel de Jesús. Custodio y protector permanente del Jardín de la Gracia (junto con San Miguel Arcángel). Inspirador junto con San Luis María de Montfort y los Sagrados Corazones del Cenáculo de Oración del Apostolado.
«El demonio es como un perro rabioso atado a la cadena.

No puede herir a nadie más allá de lo que le permite la cadena.

Mantente, pues, lejos. Si te acercas demasiado, te atrapará.»
¿Qué hace al Padre Pío, quien fue un sacerdote franciscano capuchino que llevó visiblemente en su cuerpo, por más de cincuenta años, las llagas de Jesucristo, un santo patrón y protector de los apóstoles de los Últimos Tiempos?

El Padre Pío fue vidente, que leía los secretos de la mente, un profeta, un taumaturgo, confesor, místico, asceta, y misionero a escala mundial, quien bilocaba, exorcizaba, y era grandemente perseguido.

¿Cómo obtuvo estos abundantes regalos del Espíritu Santo? Revisemos esas cualidades, las mismas que hemos sido llamados a emular:
Sus Cualidades
• Amante de la vida sacramental y adorador del Santísimo Sacramento.
• Apasionado por la vida de oración y el ayuno.
• Fiel seguidor de la Iglesia.
• Devoto a la Santísima Virgen y a su Rosario.
• Creyente en la intercesión del Ángel guardián.
• Radical en su vida de fe.
• Paciente en las pruebas.
• Humilde ante Dios y sus dones.
• Intercesor por los demás.
• Fe absoluta en Jesús.
«Mil años de disfrutar de la gloria humana no valen ni una hora en dulce comunión con Jesús en el Santísimo Sacramento.»
Su Enseñanza y Legado
Observemos este listado y fijémonos cómo coincide perfectamente con las enseñanzas que recibimos a través de los Llamados de Amor y de Conversión, cuando hemos sido llamados a hacer un cambio del corazón y abrirlo para que el Espíritu Santo tome posesión de este y así apresuremos ese nuevo Pentecostés.

Llamados de Amor y de Conversión del Padre Pío de Pietrelcina.

4 abril 2014 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL SAN PÍO DE PIETRELCINA

Del quebrantamiento de nuestro egoísta corazón en el Santísimo Vientre de María.

Yo, Fray Pío de Pietrelcina, vengo a hablaros sobre el Inmaculado Vientre de María Santísima. Mi hijo espiritual, hoy quiero hablarte sobre los corazones que se abandonan a este insondable mar de gracia, cielo y consuelo para las almas.

El Divino Espíritu quebrantó el Corazón Doloroso e Inmaculado de María, con tantas pruebas y dolores… Ella no fue exenta del dolor, de la miseria humana. Fue humana, fue criatura, pero librada del pecado.

La Santa Madre, hijo mío, se dejó guiar por el Señor. Jesús fue para la Santa Madre, la escuela de gracia y amor que desde su vientre la formó.

La Santa Madre desde la Encarnación se puso a servir, pues es y era su misión servir a las almas, al amor, al tesoro que salió del Corazón del Padre.

La Santa Madre nunca quiso ser servida, aún más, la Santa Madre fue la siempre esclava del Señor que con su amor y su dolor agradó al Padre.

Así ustedes, mis hermanos y hermanas deben agradar al Padre, con su vida de oblación, con su entrega como alma víctima. Los que quieren ingresar a esta etapa espiritual deben asumir, hijo mío, el dolor y el sufrimiento, la humillación, la negación, el quebrantar su espíritu para existir nada más que en Jesús, que nos ama.

Así, hijo mío, podrán acercarse a esta escuela de enseñanza: el Vientre de la Santa Madre, donde todo corazón es moldeado y formado a la voluntad y decisión del Padre. Sólo así seremos gratos al Padre. Os entrego mi bendición sacerdotal. Amén.

14 septiembre 2014 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL SANTÍSIMO SIERVO DE JESÚS Y MARÍA, FRAY PIO DE PIETRELCINA

Veo en una visión interior al Santo Padre Pio. Dice:

Soy Fray Pio de Pietrelcina, hoy me envía el Sagrado Corazón de Nuestro Redentor a entregarles un mensaje de amor, los invito a unir la Devoción de la Preciosísima Sangre, a la del Corazón Doloroso e Inmaculado de María, porque la mayor devota y piadosa oración a la Preciosa Sangre la ha dirigido la Santa Madre María, que nos ha realizado la Obra de la Corredención, la Sangre Bendita de María, Madre Nuestra, es la misma Preciosa Sangre que ha derramado Nuestro Señor.

Ya ha llegado el tiempo que proclaméis la urgencia de ser apóstoles y evangelizadores de tan gran Corazón, de esta afligidísima Madre.

Vuestras vidas deben tornarse alabanza al Padre, debéis consagrar vuestra vidas y comprender la urgencia de esta consagración, debéis ser molidos y triturados como el trigo, escuchad estos llamados con la mayor devoción, el mundo debe consagrarse, así como lo ha hecho el Supremo Pastor, Francisco, esta Consagración del Santo Padre (se refiere a la Consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María 13 de octubre de 2013) ha retrasado la tercera guerra mundial y ha obtenido una ayuda especial para la Iglesia, pero hoy les digo hablad con vuestros pastores y consagrad cada hogar y cada familia a los Sagrados Corazones de Amor.

Yo, Fray Pio de Pietrelcina y San Luis Grignion de Montfort, oramos por ustedes.

Manuel ve y predica la importancia de la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado y Doloroso Corazón de María. Juntos ceguemos a Satanás. Luchemos por este país, Nicaragua ha sufrido y cuanto seguirá sufriendo. Cambiad ¡Oh, nación y volved tu corazón a DIOS!

Consagración a los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María (dictada por el Padre Pio de Pietrelcina, el 14 de septiembre de 2014).

Queridísimos Corazones de Jesús y María que tanto sufren y tanto aman, tomad mi cuerpo y mi alma, elevadme a la Sacrosanta y Trinitaria Gloria.

Yo (nombre), quiero consagrarme a ustedes en cuerpo y alma, entregar mis obras y mi vida, para ser apóstol de vuestros Corazones Gloriosos.

Consagro mi país, mi familia, mis actos, todo lo que tengo, lo que soy y lo que hago.
Cubro mi consagración con la Preciosa Sangre de Cristo.
† en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Y la protejo con las Lágrimas de la Divina Señora.
† en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

La resguardo con la Espada de San Miguel.
Para vivir en la Divina Voluntad: haciendo, amando, sirviendo, viviendo, entregándome desde hoy hasta el día de mi encuentro pleno con Cristo. Amén.

23 septiembre 2016 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL PADRE PIO

Iluminen la tierra, Apóstoles de los Últimos Tiempos. El Instrumento: San Pío de Pietrelcina y San Juan Bautista María Vianney están presentes.

San Pío de Pietrelcina:

Escribe, hijo mío, este apremiante llamado a todos los Apóstoles de los Últimos Tiempos.

Ejército de la Reina Celestial escuchen y obedezcan:

Ha llegado el momento de que iluminen la tierra, ya que ésta agoniza en la oscuridad de la muerte. Apóstoles de Jesús y de María, salgan con las antorchas encendidas de la Palabra de Dios a iluminar a este mundo cegado y oscurecido por el denso humo de Satanás.

Pequeños Apóstoles, salgan, por doquier, a propagar los Cenáculos de salvación y de oración, pequeñas barquillas para rescatar almas y preparar al Ejército del Remanente Fiel a Dios y a Su Cordero.

Hijos, iluminen la tierra con el testimonio de vuestras vidas, viviendo en el Espíritu de la Cruz los Llamados de Amor y de Conversión, para que desde el amor vivan en santidad.

Llamamos a todas las almas consagradas: sacerdotes, religiosos y religiosas, que son almas apostólicas del Remanente Fiel, a defender con vuestra vida y ejemplo la Iglesia de Jesús.

Ve tú, pequeño, y prepara el pequeño rebaño para que pronto el Pastor os encuentre preparados para guiarlos a las praderas del Reino Eucarístico.

Apóstoles de los Últimos Tiempos amen la Sagrada Eucaristía.

Hijo te bendecimos y a tu director espiritual.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.

23 septiembre 2016 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL PADRE PIO

El Padre Pio está aquí.

Mis queridos hermanos y hermanas, les invito a mirar al Crucificado con amor. Mediten en la Pasión de Jesús. Contemplen los clavos. Vean la Santa Cruz y contemplen en ella la Sangre derramada, por amor a la humanidad, de Jesús el Señor.

Sientan en su corazón los Dolores del Crucificado y vean a través de los ojos del amado. Vean los corazones de los hombres y no condenen ni juzguen. Vean los corazones de los pobres pecadores, no los rechacen, oren por ellos.

Oren por las personas que les causan daño y ámenlas en la oración. Perdonen en la Cruz, vivan en la Cruz, amen la Cruz. No teman al Misterio del Calvario, porque en el Calvario está la salvación del mundo. Y cuando la Cruz triunfe, triunfará en lo alto de la creación. Y levantada por la excelsa Madre de Dios, triunfará también su Corazón Inmaculado.

Hermanos y hermanas, para llegar al Reino final del Santísimo Sacramento del Corazón de Jesús, es necesario primero que vivan ahora en el Reino de la Palabra de Dios. Vivan el Reino de la Sagrada Escritura y conozcan las Palabras del Padre. Pónganlas en práctica. Amen y sean santos, y viviendo la Palabra de Jesús podrán vivir su Divina Voluntad manifestada en la Cruz.

Abracen y besen la Cruz. Adoren, amen y mediten en las Llagas del Amado, Jesús Eucaristía. No tengan miedo al misterio del Amor Crucificado. Sean santos que para eso están en el mundo, para ser santos.

Les doy mi bendición sacerdotal.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

24 septiembre 2017 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL PADRE PIO DE PIETRELCINA

Te bendigo, carmelita. Recordamos la memoria de nuestra Señora de la Merced y Misericordia. También como nuestra Mamá ha llamado la Fuente de su Jardín: Fuente de Gracia y Misericordia. Nuestra Señora, es la Puerta de la Misericordia, Corredentora de las almas y Guardiana de la Fe del santo Resto Fiel.

Pequeño Elías del tiempo de María, reza, no te preocupes y confía en los Llamados del Cielo. Por medio de esta Obra, Jesús y María realizan un compendio de todas las Gracias y Manifestaciones auténticas, celestiales. Por medio de este Apostolado se están reuniendo todas las almas del Resto Fiel. Confía, tienes un director y padre espiritual que cree en esta Obra y en los Últimos Llamados de Amor y Conversión. Él no te impedirá extender el Reinado de los Sagrados Corazones, sino que te ayudará a concretar tu misión en servicio de la Iglesia.

¡Alégrate! porque todo ha sido dispuesto para el Triunfo de Jesús y María. No te preocupes o perturbes, el Cielo te dirá hacia donde debes llevar la misión y el mensaje. Tú confía en el Cielo y en tu director. Manuelito, siempre permanezco aquí, te cuido en las horas nocturnas, te acompaño en el trabajo del día, siempre estoy aquí en el Jardín de María y en la Fuente de Gracia y Misericordia, porque el Corazón Doloroso e Inmaculado de María así me lo ha encargado.

Te bendigo. Paz. Aleja al enemigo con esta sencilla oración: “Por intercesión del Doloroso e Inmaculado Corazón de María, aléjate, Satanás, y déjame en paz. Soy de Jesús Crucificado y sólo a Él pertenezco”.

Te bendigo, también como tu protector.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Ave María Purísima, sin pecado concebida. Ave María Purísima, sin pecado concebida.

1 diciembre 2018 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADO DE MARÍA

Queridos hijos de mi Doloroso e Inmaculado Corazón:

Les quiero ayudar a comprender que el Cenáculo de Oración de Nuestros Sagrados Corazones Unidos fue dictado por Nuestros Corazones, por San Luis de Montfort y el Padre Pío.

En este Cenáculo todas las oraciones y jaculatorias que auténticamente han sido dadas por el Cielo se reúnen.

En el Cenáculo de Oración tienen las devociones más amadas por la Santísima Trinidad: la devoción al Sagrado Corazón de Jesús como centro y la devoción a mi Doloroso e Inmaculado Corazón como camino para llegar a Jesús.

Hijos míos, en estos Cenáculos preparo a mis apóstoles para que esperen con fe, mediante la consagración y la perseverancia, la gran venida del Espíritu Santo. El gran Pentecostés está unido al triunfo de mi Doloroso e Inmaculado Corazón. Si permiten que mi Corazón maternal triunfe desde ahora en sus corazones el Espíritu Santo reinará.

Hijos míos:

El triunfo final de mí Doloroso e Inmaculado Corazón se realizará, pero quiero desde ahora que triunfe mi Corazón en ustedes. Escuchándome y viviendo los Últimos Llamados de Amor, que solamente son un medio para vivir el Evangelio de Jesús, mi Corazón podrá triunfar. Para eso sus corazones deben ser pequeños, humildes y dóciles.

¡Oren! ¡Oren pidiendo el don del Amor de Dios! ¡Oren sin cesar! ¡Sólo con la oración y el ayuno podrán vencerse a ustedes mismos!

Hijos míos, que mi Cenáculo de Oración dictado por Nuestros dos Sagrados Corazones, y que también es un compendio de gracias, se extienda por el mundo entero, junto a la imposición del Sagrado Escapulario de Nuestros Sagrados Corazones.

Queridos hijos, el Cielo desea que el Icono de Nuestros Corazones Unidos se propague por el mundo entero, porque es una promesa que los que se acerquen con devoción a esta Sagrada Imagen de Nuestros Corazones Unidos obtendrán la conversión de corazón. Yo, vuestra Madre, les pido: ¡abran sus corazones a mi amor maternal!

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

3 diciembre 2018 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DEL CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADO DE MARÍA

Pequeño anunciador del Reinado Glorioso de Nuestros Sagrados Corazones, el Espíritu Santo y mi Corazón maternal, unidos indisolublemente, te dan fuerzas y asisten tu alma, para seguir dando nuestros Últimos Llamados de Amor.

He enviado, a través de este pobre instrumento, el Apostolado de Nuestros Sagrados Corazones para unir al ejército mariano, los apóstoles de los Últimos Tiempos. Y también he pedido que establecieran mi Jardín, el Jardín de María, en el cual he puesto un granito de tierra de todos los lugares donde Yo he venido a encontrarme con mis hijos. Porque si bien, este es mi Último Llamado y reveló la advocación que es el llamado final de mis manifestaciones: Mi Doloroso e Inmaculado Corazón, también en mi Jardín he reunido todos mis Santuarios, porque también es un signo de este compendio de gracias.

La Fuente de Agua de Gracia y Misericordia que he pedido construir es un remedio para el cuerpo, pero sobre todo para el alma.

La Cruz que reina en mi Jardín es la Cruz Gloriosa de los Sagrados Corazones Unidos. Y está Cruz Gloriosa, con Eucaristía y los dos Corazones expuestos, debe también ser levantada en el mundo como signo de la Era Gloriosa de los Sagrados Corazones Unidos.

Hijitos míos, el Padre Pío y el Arcángel San Miguel custodian mi Jardín, dando también, con su intercesión, gracias para los que acuden con fe y se purifican.

Hijos míos, he venido como Madre y maestra en estos Últimos Tiempos, para conducirlos al Corazón de Jesús e instruirles sobre el infinito amor de Dios.

Nuevamente los exhorto: abran sus corazones al Amor Divino y permitan que el amor de Dios no sólo sane, sino que también transforme el corazón.

Con amor maternal los bendigo desde este Aposento de mi Corazón maternal.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

26 agosto 2021 - LLAMADO DE AMOR Y CONVERSIÓN DE SANTA MARÍAM DE JESUS CRUCIFICADO

Hermanito, al igual que yo, tú también eres la pobre nada de Jesús.

Hermanito, somos nada (Job 8, 9) , pero a pesar de nuestra nada le pertenecemos a Jesús.

Pequeña nada, el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús ha designado que el Santo Padre Pio y la Sierva de Dios, Luisa, la pequeña hija de la Divina Voluntad, sean tus padres espirituales.

Y hoy, el Sagrado Corazón de nuestro Señor me ha pedido tomarte a ti bajo mi patrocinio e intercesión como tu santa patrona , es decir, junto a tu ángel caminaré contigo en tu peregrinar en la tierra y en tu pascua a la eternidad.

Nos unimos para ofrecernos a su Corazón por las almas y por su Iglesia.

Yo, Mariam de Jesús Crucificado te bendigo.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
«Haré más desde el Cielo, de lo que puedo hacer aquí en la Tierra.»

El Padre Pío obtuvo su santidad porque entró en el camino de la perfección y buscó a Dios. Fue un Llamado viviente de Amor y de Conversión.