11 Enero 2020 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Leer mas...

Flecha blanca

Queridos hijos, el Apostolado al ser un camino de santidad también es una escuela de amor, a través de este camino de la fe, crecen y se educan a través de mi Amor Maternal para vivir mis virtudes, imitar mi ejemplo y amar a Dios y al prójimo con el amor puro y misericordioso, con el que mi Corazón Maternal, en el Espíritu Santo, les aman.

Hijos, el apóstol realiza su misión haciendo apostolado, quiere decir, toda la vida de un apóstol, hasta en lo más pequeño y ordinario, debe ser anuncio.

Hijos míos, al ser ustedes apóstoles de nuestros Sagrados Corazones Unidos deben reflejar el amor y la ternura de Jesús.

Hijos míos, el triunfo de mi Corazón Doloroso e Inmaculado es el triunfo definitivo del inmenso amor de Dios.

Hijos míos, el apostolado, profetizado por San Luis de Montfort, debe ser siempre una gran Cruzada de testimonio, amor y reparación.

Con mi Doloroso e Inmaculado Corazón bendigo tus labios mi pequeño hijo y te fortalezco con mi Amor para que, al mundo entero, lleves mis Últimos Llamados, para que el mundo se convierta. Mi niño, nuestros Sagrados Corazones permanecen en ti.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén