14 Febrero 2017 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Leer mas...

Flecha blanca
Amado hijito, desde el inicio de las manifestaciones en Fátima, se anunció que era una Obra realizada por medio de los Sagrados Corazones de la Madre y del Hijo.

El Eterno Padre ha deseado que en Fátima se manifiesten los Sagrados Corazones, y en este bendito lugar escogido por el Padre, se anunció el Triunfo de Mi Inmaculado Corazón. Esta es, mi pequeñito, la gran Promesa de Fátima, y como hijos de Mi Corazón son también heredad de esta gran Promesa, pues como Madre deseo que Mi Rebaño Fiel participe de Mi Triunfo. A Santa Margarita se le anunció el Reinado del Sagrado Corazón de Jesús. A los tres pastorcitos; Lucía, Francisco y Jacinta, se les anunció el Triunfo de Mi Inmaculado Corazón.

Ahora, estas dos grandes profecías y carismas, del Triunfo y Reinado de Nuestros Sagrados Corazones, encuentran su plenitud y cumplimiento en el Apostolado de Nuestros Sagrados Corazones. Porque es con los apóstoles de Nuestros Sagrados Corazones que se realizará el Triunfo de Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, y fruto de este Triunfo, será el advenimiento del Reino Eucarístico del Sagrado Corazón de Mi Hijo.

Ahora, pequeño Elías, comprende porque te enviamos a Fátima; para que desde este lugar hagas la entrega del Mensaje y de la Promesa a la Divina Voluntad del Eterno Padre, a través de Nuestros Sagrados Corazones, para que esta gran Obra de Amor se realice según Sus Santos Planes, y sean purificadas estas Manifestaciones del Cielo en Fátima de la intervención humana que ha detenido infinidad de gracias por pensar y actuar no como Dios sino como los hombres, haciendo que este Mensaje sea mal interpretado, desviado y hasta ignorado por los hombres.

Consagra. Y repara, pequeño mío, esta desviación de Mi Mensaje que han causado los hombres por ignorar Mi Mensaje y no vivirlo. Haz esta oración:

Santísima Trinidad; Padre, Hijo y Espíritu Santo, que siempre intervienen en la historia humana para la salvación de las almas, y que suscitan profetas para que anuncien Tus Palabras de Vida y Consuelo, te damos gracias por el Don de Fátima;  que es una invitación a la adoración eucarística, a la reparación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, a vivir la Santa Ley de Dios,  y a la reconciliación de los hombres.

Permítenos, Padre, escuchar a Tu Hijo que por medio de la Fuerza del Espíritu Santo nos habla con y por medio del Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre. Y  vivir, acoger y obedecer el Santo Mensaje de Fátima que es el arrepentimiento, sacrificio, penitencia, reparación y santidad;  y consolar así a los Santísimos Corazones de Jesús y de María.

Santa y Adorable Trinidad, te entregamos las Manifestaciones del Cielo y los Mensajes de Fátima para que la humanidad crea y viva este Santo Mensaje del Ángel de la Paz y de Nuestra Señora, para que la Iglesia de Jesús crea y obedezca, y así como es responsabilidad anunciar y denunciar como Profeta, pregone el Santo Mensaje de Fátima.

Te pedimos, Padre, que por medio del Triunfo del Corazón Doloroso e Inmaculado de María, venga pronto el Reino del Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús.

Santísima Trinidad, que por medio de la Intercesión de la Santísima Madre del Rosario de Fátima, se realice pronto el Triunfo final de Su Corazón Inmaculado, se disipen las tinieblas que han entrado en la Casa de Dios confundiendo muchos corazones, y la Paz sea concedida a todos, de manera especial en las familias, y el mundo deje de ofender a Jesús, que ya está muy ofendido.

Te entregamos, Santísima Trinidad, a Fátima, sus Mensajes, y sus Signos para que se realice su cumplimiento profético para la mayor Gloria de Dios y la salvación de las almas. Por intercesión de Lucía, Francisco, Jacinta y el Ángel de la Paz. Amén.

Orad así, pequeñito, ayudadme a realizar Mis Intenciones Maternales. Te doy las gracias. Te amo y te bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.