15 Septiembre 2020 – Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Leer mas...

Flecha blanca

Desde el momento en que Adán y Eva cometieron el pecado de la rebelión a Dios; y el Padre todo Tierno y Misericordioso, pero Justo según su voluntad, anunció a la Mujer y al Hijo de la Mujer que aplastaría la cabeza de la serpiente Antigua. Desde el primer momento la Madre y el Hijo estaban Unidos en el eterno presente de Dios. 

El Padre, desde ese mismo instante, quiso enviar al Verbo, nacido de Mujer, para redimir a todos los hombres. Y el Verbo, Jesús, mi Hijo, me unió a su sacrificio por la salvación de todos. 

Soy la Madre de todos los pecadores. Soy el Corazón Doloroso al pie de la Cruz. 

Los invito a unirse a mi Corazón de Madre a través de la oración constante, y obedeciendo con fe, mis Llamados de Amor, vivir mis deseos maternales. Y mi deseo Maternal es que hagan lo que Jesús les dice.

Les doy mi Bendición Maternal.