26 Marzo 2014 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Leer mas...

Flecha blanca
María Madre y Reina del ejercito triunfante de Cristo Rey
Gracias hijitos por aceptar mis llamados y rezar el Santo Rosario junto a Mí, porque con el Santo Rosario se ganan muchas batallas, es un arma que mi Ejercito debe portar como un soldado cuando va al campo de batalla, así ustedes deben ir preparados con el Santo Rosario para ganar esta batalla, usen también los sacramentales, yo me manifiesto en los sacramentales para ganar esta lucha, vuelvan a la tradición. 

En Fátima, Yo les dije a mis pequeños que vendrían muchas modas que ofenderían a DIOS, pero no solo eran modas para el mundo secular, sino también modas que se infiltrarían en la Iglesia de mi Hijo, como la Comunión en la mano, solo las manos consagradas pueden tocar a mi Hijo en la Eucaristía. 

Queridos hijos vuelvan al Padre mis pequeños soldados, amen a DIOS y a su sagrada tradición y enseñanzas, de mi Hijo, a mi hija mayor la Iglesia le digo, crean en mis palabras y a la mayor de mis revelaciones, JESUS, que está en la Iglesia. 

Queridos hijos oren por los sacerdotes, oren mucho porque Roma será sacudida y muchos de mis consagrados dejaran el servicio y serán arrastrados al error, oren por las iglesias que no están unidas al Santo Padre, sean uno como el Padre y el Hijo son uno (San Juan 17, 21). 

Oren, oren, oren, rezando el Santo Rosario no se dividan y recen en este tiempo tan especial el santo viacrucis, la liturgia de la Iglesia en la tierra, es la misma a la liturgia del Cielo, por eso mi Hijo Jesucristo no desea que sea cambiada. 

Manuelito tus eres mi profeta, te envió a unir mi Ejército y háblales de mi deseo de unir mi Ejército Triunfante. Con la oración y el amor haremos una fogata que no solo cegara a Satanás, sino que con el amor lo fulminaremos. 

Vuelvan a la enseñanza de los apóstoles. Queridos hijos los formare en mi Vientre y serán llevados al Santuario del Corazón Doloroso e Inmaculado y desde aquí serán entregados al Sagrado Corazón de Jesús de mi Hijo Jesús y los asemejare mas a Él, mi Hijo los llevara al Padre para que sean uno con el Eterno Padre. 

Mi Vientre es el arca de la salvación donde quiero formarlos. Manuelito mi niño, diles que sean uno como yo te he enseñado a hacer uno Conmigo.

Les amo y les bendigo. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Ave María, Purísima sin pecado concebida.