Close

28 Octubre 2015 – Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

28 Octubre 2015 – Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
Vengo a instruirles para que caminen en la senda de la Verdad, puedan llegar al conocimiento de Dios y alcancen la conversión, que cada día se deben esforzar por conquistar la conversión.

Queridos hijos, el Señor actúa en los corazones que se abren a su Amor y se dejan seducir por el Espíritu Santo para que lleven una vida de santidad, de caridad, de fe y esperanza.
Hijitos siembren los lirios de la santidad en sus corazones.

El mundo está tan corrupto que se ha salido del Orden establecido por el Padre y se necesitan almas que voluntariamente se decidan por la santidad para vivir en unión con el Señor.

Queridos hijos, si Nicaragua no busca la paz, un desorden social vendrá, sobre este pueblo, sobre toda Centroamérica, por que han cerrado los corazones al Señor, y si no cambian el hombre será amenaza para el hombre. Por eso queridos hijos, oren por la paz, pidan la paz, llevad el lirio de la paz a sus corazones, a sus hogares, sean portadores de  paz. Oren por este pueblo que ha sufrido y seguirá sufriendo, por la falta de conversión de los gobernantes, de los dirigentes, de los lideres, que no han actuado según la Divina Voluntad. Y así el pastor que está ciego guía al rebaño hacia el despeñadero, porque no piden la luz al Espíritu Santo para guiarse en sus vidas.

Sin embargo ustedes reparen y expíen con su vida entregada a Jesús y María y ofrézcanse  por la conversión del corazón del mundo, herido cansado de tanto pecado.

El Señor ama a sus niños que obedecen, que escuchan, que confían, que se abandonan sin pensarlo en Sus brazos de Padre, como lo hiciera Yo un día, en Nazaret, sin comprender, con muchas inquietudes en Mi corazón dije ¨SI¨ al Proyecto de Dios.

Les amo y les bendigo, bendigo los objetos que han traído para ponerlos bajo mi protección.

Recuerden guardar alimento, agua medicinas, miel.  Estad preparados porque el día y la hora, el Señor las conoce. Vivan preparados para encontrase con el Amado.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.