4 Abril 2014 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

4 Abril 2014 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

María, el corazón de la redención

Queridos hijos:

Yo soy su Madre Inmaculada en la que se encarnó el Hijo de Dios. Yo soy el núcleo, el centro del misterio redentor, porque sin mi obediencia, sin mi humildad, no se hubiese realizado el milagro de la redención, de la encarnación.

Aprendan, queridos hijos, a encarnar la palabra, la palabra se encarna en ustedes cuando luchan por practicarla, cuando se esfuerzan por vivirla. Obedezcan a la palabra, así se encarna la palabra. Cristo Jesús se encarnó en mi Vientre, ahora se encarna en la Eucaristía.

Mi niño ¿qué te aflige? ¿por qué tu tristeza? ¿no estoy Yo aquí que soy tu Madre, acaso no te tengo en mis brazos? eres mi vaso de escogido, mi pequeña alma víctima de la cual brotan las palabras para el mundo. No dudes, en verdad te hablo, te hablo a tus sentidos espirituales.

En todos los tiempos el Señor ha dado a su pueblo profetas. Eres profeta. Aunque la revelación sea una. Dile a mis hijos que caminen por senderos rectos (Isaías 26, 7) para que se unan mas a Jesús, que es el camino, la verdad y la vida (San Juan 14, 6). El camino de la verdad está en la Iglesia, en los sacramentos, en la palabra y en el mayor sacramento: la Sagrada Eucaristía (San Mateo 26, 26).

Prepárense para estar unidos a mi Hijo en esta semana sagrada, semana de dolor y de gloria, mi Corazón se guarda en ustedes. (Estaba iniciando la Semana Santa de la Pasión de Nuestro Señor)

Ánimo, mi niño, te uso, tu eres mi profeta, mi comunicador.

Procura en todo agradar al Padre, consuela al Hijo, se dócil al Espíritu Santo y escúchame a Mí, tu Santísima Madre.

En Nuestros Corazones Unidos está tu refugio seguro. Amén.