7 Octubre 2016 – Llamado de Amor y Conversión del Sagrado Corazón de Jesús

Leer mas...

Flecha blanca
Apóstoles de Mi Sagrado Corazón, Mi Amor Eucarístico ha venido al mundo por medio del ‘Fiat’ de Mi Mama Celestial, cuando en el momento de la Anunciación dijo ‘Si’ y se dio el gran misterio de la Corredención. Mi Madre se hace Corredentora desde que Me encarné en su Vientre Inmaculado a través del Espíritu Santo.

Hijos Míos, por eso, Yo Soy Jesús el Verbo Encarnado en María Corredentora. Y la más grande manifestación de la Corredención de Mi Madre es el Santo Rosario, porque en Él meditan la vida de Mi Madre unida a la Mía, la misión de Mi Mama Celestial unida a Mi misión redentora.

El Santo Rosario es la cadena de salvación y la prenda de la Corredentora que salva muchas almas. Por el Poder Corredentor que se le ha otorgado a Mi Madre todo es posible para sus hijos: Obtener la paz, la conversión, detener guerras y desastres. A través del poder del Santo Rosario el mundo puede ser salvado de sus calamidades, los enfermos pueden ser sanados, los pueblos liberados, las almas del purgatorio pueden encontrar el descanso.

Oren, hijos Míos, el Santo Rosario continuamente, para que estén unidos a Nuestros Dos Corazones, y, a través de la oración del Santo Rosario, Dios haga maravillas en ustedes como Mi Madre lo proclama en el Magníficat; que se alegren vuestros espíritus junto al de Mi Madre al admirar la Gran Misericordia de Dios.

Hijos Míos, el Santo Rosario es el cordón umbilical que los une a Mi Mama Celestial y, por lo tanto, es prenda de salvación. Yo les amo y les bendigo: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.