24 Mayo 2014 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

24 Mayo 2014 – Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Santa Madre Auxiliadora de los cristianos

Querido hijo:

Vengo, nuevamente, a enseñarte y a instruirte en el santo camino de la Luz, Luz que irradiará de Nuestros Sagrados Corazones Unidos.

Hijo, hoy te llamo a ti y, a través de ti, llamo a toda la humanidad, humanidad que debe ser regenerada en la Sangre de mi Hijo, Sangre ungidora y santificadora.

Hoy les llamo a una nueva misión, que es pedirles orar en mi Doloroso e Inmaculado Corazón, Puerta del Cielo y Auxilio.

Escóndanse en mi Corazón para los tiempos que vendrán, cuánto sufrimiento les espera, hijo mío. Todo esto es condicional, si el mundo ora, cree, cambia, no pasará la horrible crisis, crisis que los espera, crisis que se sentirá fuertemente cuando llegue el anticristo (2 Tesalonicenses 2, 3).

Si oran y hacen penitencia por sus pecados todo esto será mitigado, será saldado (Colosenses 2, 14); pues deben pagar sus crímenes, que, aunque hayan sido mitigados, perdonados por la divina e insondable misericordia, aún no han sido reparados.

Por eso, como Madre Misericordiosa los prevengo para que estén alerta de las nuevas herejías que vendrán, más escándalos en muchos sacerdotes de mi Corazón. Les pido, en la caridad de DIOS, obediencia y confianza.

Manuel: Entonces Nuestra Señora describe a la persona física del anticristo.

Mis queridos hijos, todos, con sus pecados, han sido anticristo (1 Juan 2, 22), pues todas las maldades del mundo y el odio soberbio del averno se concentrará en un solo ser, así como en mi Hijo Jesucristo se concentrarán todas las gracias y el amor santo, en esta pobre alma exiliada del infierno, se han concentrado los pecados del odio.

Solo los Sacramentos, la oración, especialmente la Sagrada Eucaristía, les fortalecerá.

Pero no se asusten, no tengan miedo, su Madre triunfará y junto a Mí el Sacratísimo Corazón Redentor del mundo, el Buen Pastor, Divino Amor y Rey Universal.

Por lo tanto, mis niños, entréguense con amor en mi Doloroso e Inmaculado Corazón. Sólo con amor, y la conversión del corazón y pongan el empeño, en todo, por amor a DIOS, podrán salir victoriosos en mi amor corredentor.

Les habla su Madre, quien es: ‘el Auxilio’ de los que siguen a mi Hijo.

Les ama y les bendice María, Auxiliadora de los cristianos.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.